El presidente del FC Barcelona, Josep María Bartomeu, ha confirmado en un coloquio celebrado en el Foro Barcelona Capital que no planea convocar elecciones este verano y que piensa agotar su mandato de seis años al mando del club azulgrana. Además, ha comentado la reciente decisión de que el Barça-Nápoles se juegue a puerta cerrada y las recientes pañoladas ocurridas ante el Éibar y la Real Sociedad en el Camp Nou.

Bartomeu, pese a la presión de la masa social del club y la propia presión interna existente en su junta directiva, no tiene en mente aplazar las elecciones a la presidencia del Barça para este verano: “No tengo previsto adelantar las elecciones, nos votaron en 2015 por un mandato de seis años y el proyecto continúa hasta el 2021 que será cuando habrá elecciones” Asimismo, ha afirmado que “acabar el mandato es una responsabilidad que asumimos con los socios cuando nos votaron”.

Respecto a que la vuelta de los octavos de final de Champions en el Camp Nou se juegue a puerta cerrada, el máximo mandatario culé ha manifestado que “el Barça tendrá una pérdida económica de 6 millones de euros, pero lo importante es la salud”. Sobre las pañoladas ocurridas en el estadio blaugrana, Bartomeu ha señalado que “hace 20 años como socio también hacía pañoladas, el Barça siempre ha sido un club muy democrático y los socios han de expresarse de la forma que quieran”.