El futuro de Philipe Coutinho, actualmente cedido en el Bayern de Munich, sigue siendo una incógnita. Todo apunta a que el club Bávaro no pagará los 120 millones que le impuso el Barça por su cesión. El brasileño, a pesar de que su valor ha descendido, sigue teniendo un gran cartel en el mercado y no hay que descartar que lleguen ofertas de otros clubes que quieren hacerse con el jugador.

Coutinho llegó al Barça para suplir la baja de Andrés Iniesta, pero su rendimiento no fue el esperado, ya que se vio obligado a jugar en otra posición diferente a la que le hacía brillar en el Liverpool. En el club inglés sumó un total de 54 goles en 201 partidos. Allí disponía de total libertad de movimientos, aunque nos tenía acostumbrados a verle jugar por banda izquierda a pierna cambiada. Todo ello, sumado a la posición que ocupaba, algo más alejada de la zona de gol, hizo que Coutinho asumiera un rol de líder que compartía con Luis Suárez.

Coutinho con el Bayern de Munich
Coutinho con el Bayern de Munich

Actualmente, su paso por le Bayern está siendo algo irregular y no le está ayudando a recuperar su mejor nivel. Está siendo más efectivo que en el Barça durante los últimos años, pero la falta de regularidad despertó las primeras críticas, principalmente por parte del ex-jugador Dietmar Hamann, que describió al brasileño como “un cuerpo extraño dentro del Bayern”.

Operación complicada

Quique Setién vería con buenos ojos el regreso de Coutinho, pero la mala gestión de la directiva blaugrana obliga a vender jugadores, ya que, como reconoció Óscar Grau (CEO del Barça), el club tendría dificultades para cuadrar las cuentas. Pese a ello, el técnico blaugrana priorizaría la llegada del brasileño ante la continuidad de Rakitic y Arturo Vidal, que terminan contrato con el Barça el año que viene.

A priori, el Barça está buscando un destino para el brasileño, pero la operación también es complicada ya que, si recordamos, el Barça pagó 160 millones por él y de momento podemos decir que no los ha amortizado. En el verano pasado, hubo rumores de que el Barça recibió ofertas por él de grandes clubes como el PSG y Totenham, pero, ¿seguirán teniendo interés?

Coutinho en el esquema de Setién

De la misma manera que hay jugadores en la actual plantilla que no son adecuados para recuperar el estilo que implantó Johan Cruyff, hay otros que están destinados a regresar para encontrar su lugar. El nuevo sistema que propone Setién y la falta de verticalidad que está demostrando el equipo, podrían favorecer al brasileño ya que la mayor parte del peso recae en los centrocampistas y Coutinho es un jugador veloz y determinante en los últimos metros.

El papel de Coutinho en el Liverpool se asocia a la de ese jugador que le falta al Barça en el centro del campo: un jugador vertical, rápido, con pegada, velocidad y capaz de marcar el ritmo del partido. Además, teniendo en cuenta los problemas que están teniendo los jugadores a la hora de salir con el balón desde atrás, las recepciones a espaldas de la presión rival que ofrece Coutinho favorecerían al esquema que quiere imponer el cántabro. Le caracteriza la maniobra de control-regate cuando viene a recoger de espaldas en zonas de tres cuartos de campo, algo que le falta al Barça para salir cómodo de la presión rival.

De Jong y Arthur, perfiles distintos.
De Jong y Arthur, perfiles distintos.

Por último, la irregularidad que está teniendo De Jong y las lesiones de Arthur que tampoco le permiten seguir progresando, hacen pensar que un perfil distinto a los suyos sería beneficioso para el equipo. Además, el brasileño puede aportar aire fresco jugando de mediapunta, ya que muchas veces el ataque del Barça se ve atascado en exceso en algunas situaciones. Tiene un amplio abanico de recursos para regatear, lo que le convirtió en el 5º driblador de la Premier cuando estuvo en el Liverpool. Además, Coutinho es algo más peligroso de cara a portería que De Jong y Arthur ya que tiene un gran disparo lejano que utiliza más frecuentemente.

De momento, lo que sí sabemos es que Coutinho estará en el Bayern de Munich hasta final de temporada y será entonces cuando se resuelva su futuro.