La expedición culé aterriza en Kiev para jugarse sus últimas cartas ante el Dinamo en la competición reina. Un partido trascendental para los blaugranas, que necesitan salir a flote tanto en Liga como en Champions, torneo en el que cada partido cuenta como una final y meterse en octavos resulta más caro que nunca. Especialmente para el Barça, que sufrió sendas derrotas en los primeros dos partidos y solo cuenta con 3 puntos en su registro particular.

Solo la victoria les sirve para depender de sí mismos en la clasificación, y las noticias de cara al partido han sido positivas en Can Barça. Barjuan ha recuperado a Ansu Fati, Araujo, Frenkie de Jong y, sobre todo, Ousmane Dembélé tras sus respectivas lesiones, cuatro jugadores claves que han podido con el alta médica unirse a la convocatoria. Algo especialmente ilusionante en el caso del galo, al que quizás se podrá ver debutar vistiendo de azulgrana por primera vez en partido oficial esta temporada.

Se espera con ilusión la vuelta del “Mosquito”. Fuente: Getty Images.

En concreto, Sergi se lleva a Kiev a Ter Stegen, Dest, Araujo, Busquets, Riqui Puig, Dembélé, Memphis, Ansu, Demir, Neto, Coutinho, Lenglet, Luuk de Jong, Jordi Alba, Mingueza, Umtiti, Eric, Iñaki Peña, Nico, Gavi, Balde y Álvaro Sanz.

La nota negativa ha llegado al conocerse la condición del “Kun” Agüero, que queda fuera del césped durante al menos tres meses hasta que el equipo médico valore la respuesta al tratamiento contra su arritmia. El argentino abandonó el partido ante el Alavés en camilla y se tuvo que mantener ingresado en el hospital esperando el diagnóstico, en lo que hasta ahora no ha sido un afortunado inicio vistiendo de culé. Tampoco estarán disponibles para Barjuan ni Pedri, ni Sergi Roberto ni Braithwaite, que mantienen sus problemas físicos.

Con las nuevas reincorporaciones, solo queda que plantear conjuras ante el posible once titular ideado en la cabeza de Barjuan. Sean quien sean los blaugranas elegidos, saldrán a aprovechar su oportunidad y comerse a los ucranianos, sobre todo después de que Lucescu, entrenador del Dinamo, haya caldeado el ambiente en la rueda de prensa previa al partido: “¿Barjuan? No importa cuál sea el entrenador, nadie puede hacer milagros en tan poco tiempo”.

Riqui Puig disfrutó de minutos en Liga el sábado, y espera su oportunidad en Europa. Fuente: Getty Images.

Caerá la lluvia mañana a las 21:00 sobre el Olímpico. El Barça debe ganar su cuarto partido de fase de grupos para igualar su registro de victorias y derrotas en Champions hasta ahora, y allanar el camino de la vuelta de Xavi. Competir y dar la talla, los mantras tatuados en la espalda de cada jugador cuando salten al terreno de juego. Calidad y talento no faltan, hagamos desde aquí un llamamiento a la ACTITUD.