El CA Osasuna y el FC Barcelona se vuelven a ver las caras tras los dos años de ausencia rojilla en Primera División. Los navarros, un histórico de la categoría, vuelven así a su lugar en el fútbol, una competición en la que se han ganado la denominación de “matagigantes”. Una distancia de apenas dos metros entre grada y terreno de juego, un estadio siempre lleno y una de esas aficiones que aportan el último aliento han convertido El Sadar en espacio hostil para los grandes del fútbol español.

A priori, puede parecer que el Barcelona le tiene tomada la medida a Osasuna. Teniendo en cuenta únicamente los tres últimos enfrentamientos directos, el Barcelona se lleva la palma con nueve puntos de nueve y un balance total de 17 goles a uno. Sin embargo, las distancias se acortan cuando reducimos la escala a los partidos en El Sadar. Y es que, como visitante, el Barcelona solamente se ha llevado la victoria en cuatro de sus últimos diez encuentros frente a los rojillos. Cuatro victorias, cuatro empates y dos derrotas. 

El Sadar
Las visitas a El Sadar siempre son difíciles | Fuente: La Nueva España

Este dato no es nuevo. Históricamente, el CA Osasuna ha sido un rival que se le ha atragantado al Barça. En los 43 partidos que han disputado en Navarra, los azulgrana han dibujado un balance de 17 victorias, 13 empates y 13 derrotas. Un cómputo beneficioso, sí, pero no equitativo con las diferencias económicas y las aspiraciones entre ambos clubes.

Territorio de Ronaldinho y Messi

Si hay dos jugadores en las historia reciente que han brillado independientemente del rendimiento colectivo, esos son Ronaldinho y Leo Messi. Pese a los malos números de su equipo en tierras navarras, no se puede decir que tanto el astro brasileño como el argentino tengan un mal recuerdo de El Sadar. El que fuera Balón de Oro en 2005 anotó en sus tres primeros partidos frente a Osasuna y, aunque no volvió a hacerlo, dejó momentos para el recuerdo. Su gol más destacado fue el sirvió para ganar por 1-2 en la temporada 2003/2004 y que ayudó al Barcelona a regresar a la Champions League tras un año de ausencia.

Mención aparte merece el historial de Leo Messi. El ’10’ azulgrana ha anotado un total de 23 goles al CA Osasuna a lo largo de su carrera, incluyendo un “póker” y dos hat-tricks. En su última visita a El Sadar, anotó dos goles para alcanzar los siete tantos en el feudo rojillo.