Regresa La Liga tras el parón de selecciones y al Barça le toca enfrentarse mañana (21:00h) al Valladolid, un equipo que llega con 12 bajas al partido del Camp Nou. Ronald Koeman compareció ante los medios de comunicación para analizar al rival, la vuelta a la competición liguera y el estado actual del equipo.

Comenzó hablando sobre cómo llega el conjunto vallisoletano y admitió que no será un partido fácil a pesar de las bajas que tienen: “Dependerá de nosotros mismo. De que entremos con energía y buen ritmo del partido. Será clave el juego sin balón para estar a nuestro mejor nivel”, empezó explicando Koeman. También aclaró que el equipo se encuentra bien y con ganas tras el parón de selecciones. A pesar de ello, sigue habiendo jugadores importantes, como Piqué, Araujo y Sergi Roberto, recuperándose de las distintas lesiones y con los que no se va a correr ningún para el partido de mañana.

Quienes sí correrán un riesgo si juegan serán De Jong y Leo Messi, ambos apercibidos con cuatro tarjetas: “Creo que no es el momento de descansar, ni por tarjetas ni por frescura”, aclaró Koeman y finalizó la intervención diciendo que son los propios jugadores quienes tienen que ser conscientes de lo que hay, mientras él se encargará de poner el mejor equipo para ganar. Por Leo Messi fue preguntado en dos ocasiones, ya que el futuro del astro argentino sigue sin aclararse: “Intentamos hacer el máximo para que Leo se quede más años en el club. Pero ahora no pensamos en el año que viene sino en el partido de mañana. Las cosas de futuro le tocan al presidente”.

Ronald Koeman también habló sobre las reuniones con Laporta durante el parón: “Hemos hablado con el presi y su staff, para hablar tranquilamente sobre esta temporada y la que viene” explicó, y se negó a hablar sobre Haaland y jugadores de otros equipos en general. También habló sobre la confianza que están obligados a demostrar tanto los jugadores como él mismo, igual que lo hizo “el presidente en su investidura”.

En el partido de ida frente al Valladolid fue cuando Koeman dio con la tecla al cambiar el esquema del equipo al 3-5-2, lo que les ayudo a “encontrar al hombre libre entre líneas” y enfrentarse de una manera más cómoda al 4-4-2 de Sergio González. También explicó que trabajan para mejorar al equipo, teniendo en cuenta también la situación general del club y que no le preocupan los nombres que salgan en la prensa: “Tenemos que estar concentrados para las últimas 10 jornadas”, sentenció.

Por último habló sobre la actuación del Barça B de ayer en el Johan Cruyff y la vuelta del público: “Me encantó estar allí, sobre todo por el ambiente. Eran solo casi mil personas, pero a un jugador le hace disfrutar. Echamos de menos la gente en el campo. Se hacía raro ver a la gente aplaudir y cantar”, dijo. Finalmente, habló sobre Collado y dijo que es “un jugador interesante, como otros jugadores del B”. A pesar de ello, Koeman aseguró que es un tema a trabajar para la próxima temporada.