Después del doloroso empate en Vigo, Quique Setién acudió a la rueda de prensa previa al importante partido de mañana ante el Atlético de Madrid. Los periodistas preguntaron acerca de los rumores sobre la mala relación entre el cuerpo técnico y la plantilla después del partido ante el Celta: “Tenemos una comunicación buena con el vestuario”, afirmó el técnico cántabro. También zanjó la polémica entre su segundo y el astro argentino: “Entre Messi y Sarabia no ha pasado nada”, aseguró. “Solo hubo una indicación”, recalcó el ex del Real Betis.

Setién reconoció que hay jugadores con una “especial jerarquía”. “Todos tenemos que ceder una parte de nosotros mismos, incluidos los futbolistas, por el bien del equipo”, afirmó el entrenador barcelonista. “Como en la vida cada uno tiene su forma de ver las cosas. Yo tampoco era un jugador fácil”, recalcó. La solución de Setién para acallar cualquier duda está clara: “Esta situación se cambia inmediatamente con una victoria holgada”, opinó.

A VIDA O MUERTE

El cántabro también dio su punto de vista acerca del desenlace liguero: “Si no ganamos mañana y el Real Madrid gana, las posibilidades se reducen”, señaló. También analizó al rival de mañana: “Es un equipo tremendamente defensivo y para nada fácil, esa es la historia del Atlético de Madrid en los últimos años. Hay que afinar mucho y tener lucidez en espacios reducidos”, destacó Setién sobre el equipo de Simeone.

Respecto al “Caso Arthur”, Setién se mostró tajante. “Es jugador del Barcelona hasta que termine el último partido de esta temporada”. “Él se ha manifestado y estará en disposición y en las mejores condiciones para ayudarnos. Así lo ha manifestado y así lo creo yo”, aseguró. El cántabro también habló sobre la titularidad de Griezmann, que ni mucho menos tiene el puesto asegurado en el once inicial: “Unas veces jugarán unos y otras veces jugarán otros, ya lo he hablado en cantidad de ocasiones”, reafirmó.

El cántabro admitió estar viviendo una “situación nueva” y confía en encontrar su sitio en Barcelona: “Me pasó en Las Palmas y en el Betis. El tiempo va colocando a cada uno en su lugar”, afirmó el míster culé.