Ter Stegen concedió una entrevista por Skype a El País, donde ha relatado sus quehaceres confinado en casa y su lugar en el FC Barcelona. El portero no ha entrado en polémicas como el ERTE de la directiva sin el consentimiento de los jugadores, pero sí que ha reflexionado sobre los días de cuarentena: su vida familiar y la vertiente deportiva.

Ciudad Condal, en gran parte, gracias al aprendizaje del español y catalán. El portero afirma que “cuando dominas la lengua es más fácil compartir y entender todo lo que te rodea”. El alemán se siente muy bien en Barcelona y se declara un fan de la “comida, el clima y el mar”. Ter Stegen es optimista en cuanto a la cuarentena puesto que considera que “nos hace valorar mucho más las cosas en las que podemos creer, las verdaderamente importantes”.

Respecto a la creencia de que la pandemia ha normalizado la vida del futbolista, Ter Stegen siempre ha intentado “ser natural, hacer las cosas que me hacen bien y estar rodeado de la gente que me conoce”. El guardameta va al supermercado y pasea como cualquier ciudadano terrenal. Cabe destacar que se le ha visto en más de una ocasión utilizando el metro, a pesar de contar con medios más ostentosos como todo futbolista profesional.

Ter Stegen usando el Metro de Barcelona | Fuente: Twitter (@Jordimartinezf)

Por otro lado, Ter Stegen valora positivamente la fama del futbolista en estos días porque “con algunos mensajes bien elegidos, podemos ayudar a la gente”. Incluso explica una anécdota con el portero del Liverpool, Alisson Becker, quien le aconsejó sobre lavarse las manos. El portero azulgrana compartió un vídeo lavándose las manos apelando al reto “Safe Hands”, donde su homólogo del Liverpool le nominó.

En lo que atañe a aspectos más futbolísticos, el jugador alemán vela el bien común: “me gusta mucho que todo el mundo esté contento; si disfrutamos, vamos a jugar mejor. Junto a ese aspecto Ter Stegen prioriza “lo colectivo y pensar en positivo” para tener éxito en el fútbol, el objetivo de los futbolistas. Para la fortaleza mental, el entrevistado piensa que “de vez en cuando nos dejamos llevar por las emociones y hay decisiones que tienes que tomar con la cabeza”. En el fútbol, cuando uno falla y quiere resolver la situación, el portero considera que “quieres demostrarte a ti mismo que puedes recuperarte y eso tiene que ver con un componente emocional; puede ser perjudicial”.

El guardameta azulgrana ha contradicho el estigma que acompaña a los porteros de que se aburren en la portería. Ter Stegen no cree “en el portero que se desvincule del equipo ni el futbolista que lo hace de la vida cotidiana”. Sin embargo, en casa se muestra alejado del fútbol, habla incluso más de arquitectura, profesión de su mujer, que del balompié: “la gente se ríe cuando les digo que no tengo ni idea de fútbol”.

Aunque si el ítem futbolístico son los estadios, el portero muestra más interés. Valora positivamente la singularidad de la afición del Camp Nou, que se aferra más bien a detalles individuales y vive más de “sensaciones”. En definitiva, los aficionados azulgranas “intentan apoyar en momentos que más lo necesitamos”.

En cuanto a la actualidad del Barça, el portero remarca que “estamos líderes y en la Champions estamos en una buena situación”, por lo que piensa que el parón coincide con una recuperación en el rendimiento del FC Barcelona. A tenor de las palabras del portero, su buena aclimatación a la Ciudad Condal denota que tendremos cerrojo en la portería azulgrana a largo plazo.