Xavi Hernández compareció en rueda de prensa tras completarse la segunda derrota consecutiva del Barça en el Camp Nou. El equipo dice así adiós a las pocas posibilidades con las que contaba de ganar la liga, además de volver a mostrar una pésima imagen cayendo por la mínima ante uno de los candidatos al descenso.

El técnico no ocultó su pesar ante el mal momento que vive el conjunto desde el parón de selecciones: “Estamos cabreados. Perdemos una oportunidad de oro de luchar por la Liga. Prácticamente decimos adiós. Estoy decepcionado. Hay que jugar con más fe, determinación y más deseo, tener más timing, llegar al área… Demostrar más ilusión”.

Xavi declaró que por supuesto, se notan las bajas, pero que no son excusa. Analizó que, tras la contundente victoria en el Bernabéu, fue natural que el mundo del fútbol anunciase la vuelta del mejor Barça y se deshiciese en elogios, pero que últimamente “les están faltando ganas”.

La desidia de Frenkie de Jong provocó que sea uno de los más señalados. Fuente: Getty Images

El egarense destacó que al equipo le había faltado mucho ímpetu, y mucho más acierto de cara a portería, avisando de que a partir de ahora “se juegan mucho”. Realizó un llamamiento al apoyo de los culés, que protestaron por la invasión alemana del jueves dejando esta noche la grada medio vacía, y apeló en especial al deseo de que la grada de animación se encuentre allí la semana que viene.

Además, aseveró que Laporta ya le había explicado lo ocurrido en las gradas de la debacle ante el Eintracht. El presidente, por su lado, ofrecerá una rueda de prensa al respecto mañana por la mañana.

La única noticia positiva fue la vuelta de Dest, de los pocos salvables del partido ante el Cádiz. Fuente: Getty Images

Un objetivo en mente para lo que resta de temporada: entrar en Champions. Y para ello, Xavi hizo autocrítica: “Tenemos que competir de otra manera”.