Termina el año natural y es momento ideal para recapitular los altibajos que ha atravesado el Barça en un año complicado, de “transición”, que comenzó con un presidente y un entrenador, y ha terminado con otros.
La sensación de debacle se ha vuelto familiar en un F.C. Barcelona sumergido en una crisis institucional, deportiva e incluso anímica, que solo los éxitos del equipo femenino (claro fruto de una apuesta fuerte y continuada del club) han conseguido aliviar.

Repaso al año del Barça
El 2021 no ha sido fácil para los culés / Fuente: Getty Images

Victoria electoral de Laporta

Los últimos meses de mandato de Josep Maria Bartomeu fueron un auténtico espectáculo. Cada semana se turnaban las polémicas que salían a la luz pública sobre la dudosa gestión de la directiva de entonces. El Barçagate, una campaña de difamación contra jugadores y figuras del club orquestada por I3 Ventures y financiada por el propio club, fueron el detonante para la dimisión presidencial y la convocatoria de elecciones.

Tras una larga campaña electoral, donde comenzaron presentándose una docena de precandidatos, Joan Laporta volvió a ganar unas elecciones a las presidencias del Barça tras imponerse a Victor Font y Toni Freixa. Una de sus grandes jugadas de propaganda fue la enorme pancarta que colocó en las cercanías del Santiago Bernabéu, lanzando su campaña.

Joan Laporta presidirá al Barça hasta 2026. Fuente: Getty Images

El triplete del Barça femenino

Mientas el equipo masculino no pasaba por sus mejores horas, las chicas barcelonistas arrasaron en todas las competiciones para conseguir un triplete histórico. Dirigidas por Lluis Cortés y con Jennifer Hermoso o Vicky Losada como lideres de un equipo que logró un récord de 33 victorias y 1 derrota en 34 jornadas de Liga. Y la primera Champions del futbol español femenino.

Sin embargo, el éxito no hizo olvidar la tensión acumulada entre plantilla y equipo técnico. Una semana después del triplete, Lluís Cortés dejaba el banquillo culé. Su lugar lo ocupó Jonatan Giráldez, quien sigue en el cargo.

Celebración de la Champions – Fuente: Getty Images

La conquista de la Copa del Rey

El 17 de abril en Sevilla, el equipo culé logró levantar la 31º Copa del Rey de su historia tras vencer al Athletic por 4 a 0. En uno de los mejores partidos de la Era Koeman, los azulgrana levantaban un titulo que en aquel momento abría el camino a la esperanza.

Probablemente la Copa dio crédito a Ronald Koeman, quien ya cuestionado por el tercer puesto en Liga y la eliminación en octavos de Champions a manos del PSG. También fue el último titulo que levantó el mejor jugador de la historia del club.

El equipo en plena celebración de la Copa del Rey 2020-2021 / Fuente: Getty Images

La marcha de Messi

Una de las grandes promesas de Laporta en campaña fue la renovación de Messi. Las diferencias del argentino con el anterior presidente fueron al límite, con el ‘10’ pidiendo su carta de libertad mediante burofax para intentar forzar una salida que entonces no se produjo. “Con Messi lo arreglo en un asado”, llegó a decir Laporta. Y la carne debió ser mala o el carbón no encendió, porque la historia terminó de la peor forma.

El 8 de agosto de este año y tras 21 años en el F.C. Barcelona, Leo Messi anunciaba entre lágrimas su adiós. Era la despedida del que muchos consideran el jugador más importante que ha pasado por las filas barcelonistas. Un golpe durísimo para el club y también para la afición, que ya esperaba la llegada de su ídolo al PSG de Neymar y Mbappé. La vida y el fútbol dan muchas vueltas, por lo que sería valiente descartar un último baile de Messi vistiendo la camiseta de sus amores en el Camp Nou.

Messi destrozado momentos antes de su discurso / Fuente: Getty Images

Vuelta de Ansu Fati

Después de prácticamente un año apartado de los terrenos de juego, el nuevo ’10’ del Barça volvía a pisar el Camp Nou, esta vez con público. Fueron meses en los que la incertidumbre por su estado físico iba en aumento, y tras perderse toda la temporada y la Eurocopa, solo quedaba seguir trabajando para volver cuanto antes. En su debut, con una afición expectante, tan solo le bastaron diez minutos para hacer un golazo marca de la casa y recordarle al mundo entero el gran goleador que seguía siendo. Con un festejo emotivo, culminó una tarde dorada.

Ansu Fati celebrando el gol vs Levante (Fuente: Getty Images)

La irrupción de Gavi y Nico

Una de las pocas cosas que dejó Ronald Koeman y siguen presentes es su apuesta por algunos canteranos. En sus últimos meses, el holandés dio entrada a Gavi y Nico, dos jóvenes dispuestos a comerse el campo. Ambos encandilaron a la afición desde el primer minuto.

Redoblando la apuesta y recibiendo criticas apresuradas, Luis Enrique convocó a Gavi para jugar con la Selección Española y el andaluz devolvió la confianza con actuaciones estelares. Sin quedarse atrás, Nico es actualmente uno de los jugadores que pelea por la titularidad todos los partidos y es un centrocampista prometedor. A ellos dos, se suman los ya conocidos Pedri, Araújo, Ansu Fati y Eric García, entre otros.

Gavi y Nico, las promesas que nadio vio venir / Fuente: Getty Images

Culés de oro

Alexia Putellas y Pedri han sido los grandes reconocimientos individuales con aroma azulgrana. La primera, por su año perfecto, consiguiendo todos y cada uno de los títulos a nivel colectivo, y registrando unos números estratosféricos como futbolista. El balón de oro ha sido el premio al trabajo de muchos años, y aunque en parte, también gracias al rendimiento colectivo, por encima de todo, gracias a su talento, destacando en cada partido.

El joven canario ha cumplido un primer año a nivel de élite de manera brillante, primero por sus registros con el Barça  y luego con la Selección Española en la Eurocopa y Juegos Olímpicos. Más de 70 partidos, una Copa del Rey e innumerables momentos que vaticinan la proyección de un jugador de época. Premio Kopa y Golden Boy más que merecido.

Alexia y Pedri ofreciendo sus premios al Camp Nou. Fuente: Gettty

El retorno de Dani Alves

Si la economía del Barça había marcado un antes y un después de este año, los fichajes que se iban a acometer, también. Sin embargo, pocos tenían previsto la reaparición de uno de los estandartes del gran Barça de Guardiola y Luis Enrique, uno de los mejores laterales derechos de la historia del fútbol. El brasileño buscaba cumplir un nuevo reto en su carrera, y a sus 39 años, después de haber demostrado que sigue teniendo la ambición de un joven tras conseguir el oro olímpico, se postulaba para reforzar la plantilla en este mercado invernal, a coste cero y cobrando lo mínimo, dada la situación del club y entendiendo, lógicamente, el rol que pudiera asumir. La nueva camada de jóvenes necesitaba experiencia dentro del vestuario y alguien que pudiera transformar la mentalidad derrotista de los últimos años, incluso a los más veteranos.

Alves besando el escudo de su vida en su segunda presentación como culé. Fuente: Getty Images

El adiós de Koeman y la llegada de Xavi

Las derrotas ante Benfica y Bayern en Champions, y ante el Real Madrid en Liga, terminaron por sentenciar a un entrenador que veía venir su desenlace. Ronald Koeman fue destituido el 28 de octubre, mucho más tarde de lo que prensa y afición esperaban. Terminaba el ciclo de la leyenda de la primera Champions del Barça.

Tras unos partidos con Sergi Barjuan como entrenador interino y duras negociaciones con el Al Sadd, Xavi Hernández fue anunciado como nuevo entrenador del Barcelona el 6 de noviembre. Regresó al Camp Nou una de las estrellas de la época dorada del club y un símbolo del estilo Barça. Con Xavi en el banquillo la ilusión vuelve a contagiarse entre los culés, aunque también es verdad que el ahora entrenador necesitará tiempo para concretar su proyecto.

Barça y Xavi, un amor ahora en el banquillo
Xavi Hernández, la esperanza del barcelonismo / Fuente: Getty Images