Arturo Vidal no jugará por sanción contra el Nápoles, pero será vital para las próximas eliminatorias si el Barça consigue pasar de ronda. Tras cumplir dos años desde su llegada a la Ciudad Condal, el rendimiento del chileno ha sido notable, llegando a ser titular e imprescindible tanto con Valverde como con Quique Setién. La Champions es la espinita clavada de su carrera, pero aún confía en levantarla con la azulgrana.

REPASO A SUS DOS AÑOS EN EL BARÇA

Con una Liga y una Supercopa de España en el bolsillo, la orejona es la que se le resiste. Después del batacazo de Anfield, ahora una nueva oportunidad: “Han sido dos años espectaculares en lo personal. Conocí a un grupo muy lindo, jugadores espectaculares, una afición increíble, un apoyo que me han hecho sentir como en casa y espero que se termine con algo muy bueno en la Champions”.

ANÁLISIS DEL PARTIDO

A pesar de estar sancionado, apoyará al equipo como uno más: “Tenemos que afrontarlo como el Barcelona, salir a buscarlo desde el primer minuto, hacer nuestro juego, ser agresivos en cada momento y demostrar lo que queremos, dar un mensaje en este partido de lo que pretendemos en el futuro”. El Nápoles no será un hueso duro de roer, y sólo están a un gol de adelantarse en la eliminatoria: “Tiene un muy buen equipo, un entrenador que les da mucho, con mucho carácter, que seguro que nos les va a permitir que los jugadores dejen de correr y meter la pierna. Ese es su fuerte, así que tenemos que salir con la máxima concentración”.

MENSAJE DE CONFIANZA

A pesar del decepcionante final de Liga, la Champions es la última bala que le queda al conjunto culé para salvar la temporada. El juego y las sensaciones no han acompañado, pero siendo a partido único, la papeleta es diferente, y la responsabilidad, aún mayor: “Como el Barcelona que somos tenemos el deber de ganar la Champions porque lo tenemos todo: equipo y jugadores”. El chileno, además, lo tiene claro: “Sí, me veo levantando la Champions”.

SOBRE MESSI

El capitán es el que más ganas tiene de levantar la Champions tras unos años de catástrofes, pero ahora es consciente de que la situación es complicada por la gran competencia que hay en la competición: “A Leo lo veo bien, muy motivado y concentrado. Es el mejor del mundo y hay que ayudarle para que nos guíe al título”.

SU FUTURO

“Me queda un año de contrato y con todo lo que ha pasado, en este momento me siento importante, tengo mucho cariño al equipo, tengo muy buenos amigos y espero terminar mi contrato. Quiero ganar la Champions si Dios quiere y el año que viene ir a por el triplete“.

SOBRE RIQUI PUIG Y ANSU FATI

“Los veo bien, trabajando fuerte, preparándose bien, pero deben ir paso a paso. Están aprovechando sus minutos, pero no es fácil estar en el mejor equipo del mundo, mantenerse porque siempre hay mucha competencia, y ellos, como jóvenes, deben tomarlo así, ir paso a paso, ir ganándose minutos y aprovecharlos al máximo porque tienen mucho talento. En el futuro serán grandes jugadores, pero tienen que ir con calma”

SOBRE SETIÉN Y SU FUTURO

“Sí, claramente tendrán que tomar decisiones, pero si sigue, bien también, porque es un buen entrenador, que habla mucho con los jugadores, y a él le haría muy bien, pero esa no es mi labor. Ahora claramente la actitud ha cambiado de todas partes y estamos todos con mucha confianza para luchar por este título”