Otro partido gris del Barcelona terminó con el cuarto empate en La Liga de esta temporada. Un encuentro donde se notó la ausencia de Messi y aquellos jugadores llamados a ocupar su hueco no brillaron. Pedri y Dembélé fueron los más destacados en otra jornada donde se escapan puntos del Camp Nou

Ter Stegen 5 – . Siempre fiable el alemán, sufrió casi impotente el error de Araujo del que Kike García se aprovechó para marcar el gol que inauguraba el marcador. Poco más pudo hacer el portero en un partido donde realizó dos paradas y un despeje.

Lenglet (81’) – 5. No está en un momento brillante el central referencia de este equipo. Ha perdido presencia en el juego y no es la primera vez que no termina el encuentro. 

Araujo – 4,5. Cometió el error que definió la segunda parte y el encuentro. Es joven y puede aprender del partido de hoy, pero supo demostrar entereza para encajar el golpe y al terminar el partido dio la cara delante de los micrófonos.

Mingueza – 5. Más afianzado en el equipo, el canterano mezcla intervenciones brillantes con errores que quedan cerca de ser clave. Jugó los minutos finales a la derecha y se ha ganado la confianza de Koeman.

Junior Firpo – 7. El dominicano firmó uno de sus mejores partidos con la camiseta blaugrana. Asistió a Braithwaite en el gol anulado y luego a Dembélé en el empate. Fue desbordante, así como muy correcto en defensa.

De Jong  – 4,5. El holandés no pudo destacar en este encuentro. En lucha continua y cubierto por los mediocampistas del Eibar, no estuvo cómodo en el campo.

Pjanić (65`) – 4,5. Oportunidad desaprovechada para el ex de la Juventus. Son pocas las ocasiones en las que es titular y hoy no tuvo una actuación con la que ganarse el puesto. Pese a todo, sigue siendo el mejor socio de De Jong.

Dest (45’)– 2. Mal partido del estadounidense, que se equivocó en repetidas ocasiones. Una pésima actuación que obligó a Koeman a dar entrada a Dembélé en el descanso.

Griezmann (65’) – 2. Cuando tenía que haberse hecho con el control del equipo y en la posición de mediapunta de Messi, Antoine firmó otro partido para olvidar. Elige y se asocia mal, además de que la suerte no le acompaña. No puede tapar sus carencias con su sacrificio en defensa.

Pedri (88’) – 7. De los más destacados del conjunto culé. Con un juego y velocidad mental diferentes al resto, creó la jugada del gol anulado a Braithwaite y dio numerosos pases en profundidad para generar peligro.

Braithwaite – 5. El delantero falló un penalti y estuvo a punto de remendar su error con un gol de ‘9’ que el VAR anuló. De los jugadores que más se esfuerzan, no se lo puede condenar por el partido de hoy.

Dembélé fue el mejor de los blaugrana / Fuente: Getty Images

Dembélé (45’) – 8. El revulsivo del partido. Con él en el campo, el Barcelona ganó mucho ofensivamente. Insistió en ataqué y regateó, pero su gol llegó en un remate al primer toque muy bien ejecutado. En partidos donde al equipo le falta creatividad, él aporta mucho

Trincao (65’) – 4. Preocupa el rendimiento del portugués, que sigue sin destacar en un equipo falto de jugadores con desborde. Realizó una jugada espectacular hacía el final de partido, dejando en el camino hasta cuatro jugadores, pero no supo definir lo que hubiera sido un gol de redención. 

Coutinho (65’) – 3. Lamentablemente no parece haber diferencia entre el jugador que es hoy y el que fue hace dos años en el Barça de Valverde. No se encuentra en el campo y su aportación es nula. Es una incógnita saber si volverá al nivel que mostró a principios de temporada.

Busquets (81’) – 5. Entró en los minutos finales y pasó sin pena ni gloria por el encuentro. Participó en el juego colectivo con cinco pases acertados. Y nada más.

Riqui Puig (88’) – S/N. Reclamado por la afición, Riqui entró con nada de tiempo para actuar. El jugador necesita oportunidades reales de jugar.

Koeman – 4. Acertó con la entrada de Dembéle, que dio otro aire al equipo. Pero sigue arrastrando errores del primer día. Tarda en agotar los cambios, no da suplencias prologandas a algunas “vacas sagradas” y sigue sin apostar por Riqui Puig.

El cambio de sistema no ha sido tan eficaz como Koeman esperaba / Fuente: Getty Images