Gerard Piqué ha acudido esta tarde a la sala de prensa en San Paolo para comparecer ante los medios antes del partido de Champions contra el Nápoles. El capitán del Barça se ha encontrado con una sala de prensa repleta de periodistas que esperaban expectantes las palabras de Piqué tras las últimas semanas llenas de polémica en Can Barça.

El conjunto llega a la Nápoles con buenas sensaciones tras el partido ante el Éibar del sábado, en el que Messi volvió a encontrar portería y el estadio protagonizó una pañolada contra el presidente Bartomeu: “En los últimos años los resultados han aguantado al club. Hay que intentar seguir ganando en el terreno de juego porque las aguas no bajan tranquilas del todo. El partido es suficientemente importante como para pensar en otras cosas. Intentaremos imponer nuestro juego, jugar bien”, explicó el capitán culé, quien sin entrar al trapo y evitando crear polémica añadió: “Todo lo que no sea la pelota y el fútbol nos perjudicará mañana y de cara al futuro”.

Gerard Piqué durante la rueda de prensa.
Gerard Piqué durante la rueda de prensa.

Gerard Piqué volvía a hacer hincapié en que “el fútbol es lo importante” cuando le preguntaban por su famoso tuit llamando “titella” a Marçal Lorente, periodista de Mundo Deportivo: “Pucinellis hay en muchos lados y títeres somos todos en algún aspecto. Pero en ese caso era evidente. No es un mensaje a esta directiva. Esta directiva tiene a sus personas más afines que les pasan información y les dan esa sensación de proteger. Y eso está bien. Lo hace todo el mundo y es normal. El tema es que cuando se pasan ciertas líneas hay que salir al paso y es lo que quise hacer». El zaguero quiso terminar con el tema que genera polémica y aclaró que creyó al presidente en la reunión que mantuvo con los capitanes del club. Además, quiso aclarar que en la reunión el presidente “estaba tocado”, pero el zaguero intentó zanjar el tema y no seguir echando leña al fuego ya que, en sus palabras, “el tema ya ha explotado y ya se ha solucionado”. 

EVITAR DESPISTES COMO EN ROMA Y ANFIELD

Durante la pre temporada, ambos conjuntos tuvieron la oportunidad de enfrentarse en la International Champions Cup, en donde el Barça se impuso al conjunto italiano por 2-1 y 4-0. Pero nada tendrá que ver aquellos partidos con lo que sucederá el martes en San Paolo. Teniendo en cuenta los desastrosos episodios vividos en temporadas anteriores, Piqué ha querido recalcar que no lo van a olvidar nunca ya que “han sido dos golpes muy duros en la historia del club y en nuestras trayectorias”. El central del Barça ha añadido que “de las grandes derrotas puedes aprender y mirar al futuro”.  

Es la primera vez que el Barça visita San Paolo y, a pesar del mal inicio de temporada del Nápoles, el conjunto italiano ha tenido una notable mejoría: “Han ganado a la Juve, al Liverpool, rinden alto contra los grandes”. Teniendo en cuenta los partidos de Anfield y Roma, Piqué ha explicado que para llegar a la final “primero hay que pasar esta eliminatoria”.

Por último, el zaguero también ha recibido preguntas sobre El Clásico que se juega el domingo en el Bernabéu. Ha explicado que cree que el partido ante el Nápoles influirá en el partido ante el Madrid: “Hace dos semanas íbamos al Villamarín a seis puntos del Madrid. Ahora la situación ha cambiado por completo. Cada partido marca el siguiente. Esperemos que sea un pasito más a seguir creciendo como equipo”, aclaró.