En la rueda de prensa previa al partido frente al Inter de Milán, Antoine Griezmann compareció ante los medios para valorar un encuentro que será “especial” al tratarse de su primer partido en el Camp Nou en Liga de Campeones. El Fútbol Club Barcelona, que empató en su debut en la competición ante el Borussia Dortmund, buscará así su primera victoria y unos tres puntos que serán vitales si no quiere complicar su clasificación. 

Enfrente, se encontrarán a un Inter de Milán que ha comenzado la temporada de una manera muy positiva, obteniendo unos números que hacía años que no conseguían. El cambio de entrenador y la llegada de grandes jugadores han proporcionado a los nerazurri ese salto de calidad que la afición venía demandando anteriores campañas. Entre los futbolistas que han aterrizado, se encuentra un Diego Godín al que Griezmann conoce bien: “Antonio Conte es un gran entrenador que trabaja muy bien a sus equipos. Ha sacado buenos resultados dónde ha estado y será un partido difícil. Godín es un gran amigo y un ejemplo para mí. Es el padrino de mi hija. Si juega, sé truquitos para pillarle”.

Griezmann
Griezmann y Godín en el Atlético de Madrid | Fuente: El Periódico

El principal escollo que tendrá el Barça será, una vez más, la plaga de bajas. El Barcelona no ha podido contar con todos los efectivos en prácticamente ningún encuentro y jugadores importantes como Messi y Dembélé siguen siendo duda para el partido de mañana. Sin embargo, Griezmann no duda de la capacidad del grupo para sacar el partido adelante juegue quien juegue: “Con las bajas es más difícil. Nos han faltado Ousmane, Leo, Ansu, Luis… Lo han complicado todo porque no podemos ni entrenar juntos. Tenemos que buscar la mejor manera de llevarlo. Encontraremos la fórmula para ganar”. 

Las lesiones son las responsables de que Griezmann haya modificado su posición constantemente. Sus idas y venidas de la banda a la punta de lanza no han ayudado en exceso a una adaptación que, quizás, se ha alargado más de lo esperado. “Necesito mejorar mis movimientos, sobre todo en banda y sin balón. Debo entrar más en juego y me faltan cosas para ser el mejor Griezmann. Me encuentro bien y con confianza. Estoy en el buen camino”, apuntó críticamente el ex del Atlético de Madrid.

Griezmann
Griezmann jugó en banda y como referencia ante el Athletic | Fuente: Ovación

Entre esas sinergias que las lesiones impiden que se forjen, se encuentra la que se espera entre el propio Griezmann y Leo Messi. El astro argentino mostró su beneplácito al fichaje del francés la temporada pasada, pero no llegó a pronunciarse este año, cuándo sí se llevó a cabo operación. “No habla mucho y yo tampoco, por lo que es difícil que hablemos. Le he llevado algún mate, así que vamos en la buena dirección. Ha estado lesionado, por lo que es complicado. Creo que ambos somos buena gente”. 

Al que sí conoce bien es a su amigo Ousmane Dembélé. Las continuas lesiones han puesto al joven extremo en el punto de mira de la afición y de la prensa, dónde se le ha llegado a tachar de “mal profesional”. No obstante, Antoine parece tener una idea muy diferente de él y no duda de que las lesiones pararán: “Llega antes de tiempo para reforzar sus piernas y su cuerpo. Se cuida, pero cuando entras en esa dinámica es difícil. Tiene el apoyo de todos y esperemos que cuando vuelva siga haciéndolo bien”.