El Barça volvió a la senda de la victoria frente a Huesca (0-1). El conjunto altoaragonés no puso las cosas fáciles a los de Koeman que pasaron apuros en un partido que pudieron haberlo cerrado mucho antes. “Nos cuesta crear peligro con equipos tan encerrados atrás defensivamente”, señaló el técnico neerlandés.

La primera parte de los azulgranas estuvo llena de circulación de balón y ocasiones. Sin embargo, en los segundos cuarenta y cinco minutos la cosa cambió. “El juego de la segunda parte no ha sido tan brillante. Tuvimos posesión sin peligro”, afirmó Koeman. “Si no sentencias el partido antes, siempre acabas sufriendo”, recalcó contundente.

Una de las pocas buenas noticias de la noche vino de mano de Dembélé. El francés cuajó un gran partido en Huesca y su proyección sigue aumentando cada día. Koeman alabó el partido del ex del Dortmund y aseguró que es “importante” jugar con alguien con tanta profundidad para aprovechar la calidad de los jugones del equipo.

El míster tulipán también abordó el complicado enero que se avecina. “Este mes es muy importante para nuestras aspiraciones. Si ganamos estos partidos, podemos luchar”, afirmó Koeman, aunque se mostró realista sobre las aspiraciones del equipo. “Dependemos de los resultados de los demás”, recalcó.