Ronald Koeman ve “preocupante” la manera en que el Barcelona encajó el único gol en la derrota ante el Atlético de Madrid en el Wanda Metropolitano. El entrenador culé considera que el tanto de Carrasco fue “un golpe duro” que cambió el transcurso del partido.

“Hemos controlado y sabíamos que era complicado crear muchas ocasiones. Hemos tenido un par y con 0-0 el partido hubiera sido totalmente diferente”, aseguró el holándes. Koeman valoró en positivo que el equipo “ha luchado hasta el último segundo para poder igualar el partido y en este sentido no estoy preocupado”. 

Koeman no se deshace de responsabilidades / Fuente: Getty

El rendimiento del equipo está claramente lejos del deseado por el entrenador, que cree que “hay que trabajar para mejorar cosas y tener más efectividad”. El técnico también admitió “ser responsable” de los resultados del equipo, pero se resiste a dar la Liga por perdida. “Es una diferencia bastante grande, pero queda mucha Liga y muchos partidos. Sabemos que cada encuentro es complicado, pero después de esta derrota tenemos que encadenar una racha importante de victorias”, señaló.

Además del resultado y el balance negativo en el campeonato local, con 11 puntos y tres victorias en ocho jornadas de Liga disputadas, el entrenador ha mostrado su preocupación por las lesiones de Piqué y Sergi Roberto. “Hay muchas lesiones por el calendario que tenemos”, lamenta.