Ronald Koeman compareció ante los medios tras la victoria por la mínima ante el Valladolid, en un encuentro clave para acercarse aún más al liderato. No fue el mejor encuentro de sus jugadores, algo que el entrenador no negó. “Nos faltaban cosas en la primera parte. Desde el principio nos he visto lentos, cansados, sin el control del partido y por eso hemos cambiado el sistema al descanso y hemos mejorado. Pudimos marcar antes, pero estuvimos lejos de nuestro nivel y ha costado”.

Para el holandés la fecha FIFA afectó en el rendimiento de los jugadores, faltos de frescura. “Seguramente ha influido el parón de selecciones. Pero estamos capacitados para ganar. Los jugadores no son máquinas, hay muchos partidos y varios jugadores han jugado mucho durante el parón. Nos faltó energía en el primer tiempo, pero hemos mejorado luego y claro que hemos tenido un poco de suerte al final”, esgrimió Koeman.

Para el entrenador culé, el equipo ha demostrado que puede “ganar partidos sin jugar bien” y destacó “la mentalidad del equipo, que siempre fue a por los tres puntos” frente al Valladolid. Sin embargo, también hizo autocritica y admitió que se sintió “preocupado” sobre todo en la primera parte. “Vi al equipo sin mucho orden, diferente respecto a otros partidos“, agregó.

Tras la victoria ante el Valladolid, el Barça espera el clásico, un partido clave para el devenir de la temporada. “Un clásico siempre es importante y esta vez, debido a la clasificación, quizá lo es un poco más”, afirmó Koeman, que tiene claro su objetivo. “Quedan nueve partidos y hay que ir a ganarlos todos si queremos la Liga”.