El F.C. Barcelona venció por 4 a 1 al Dinamo de Kiev en un partido marcado por las rotaciones y la exhibición de juego colectivo de los culés. Tras la victoria que mantiene al equipo blaugrana como líderes del grupo G, Koeman destacó la actuación de sus jugadores.

Nuestro objetivo era ganar y sentenciar la clasificación para octavos y lo hemos hecho. La tranquilidad de pasar, con la imagen que hemos mostrado, es algo muy positivo. Me ha gustado el colectivo, hemos hecho un buen partido”, celebró el técnico.

Fueron visibles las rotaciones en la alineación, y según el holandés “era momento de dejar descansar a jugadores que llevaban muchos partidos”. “A partir de ahora nos quedan nueve partidos más hasta final de año”, agregó. Para el entrenador, en el primer tiempo “faltó el gol” pero a partir del primero hicieron “un gran partido y ha podido descansar gente importante”. “Los jóvenes han cumplido”, reconoció.

El holandés también se mostró satisfecho con la actitud del equipo. “He visto a los jugadores con mucha hambre. La imagen del equipo ha sido muy buena”. Además, destacó al debutante Óscar Mingueza, que “está demostrando que puede competir en una posición que tenemos bastante débil. Hoy ha demostrado que podamos contar con él”.

Koeman valoró la actuación de Antoine Griezmann, jugador cuestionado y envuelto en la polémica en las últimas semanas. “He visto a Antoine desde el principio como un jugador alegre, que da el máximo para el equipo y para el club. El gol da confianza al jugador, porque los delanteros necesitan esta tranquilidad”, aseguró.