Domingo de Clásico. El FC Barcelona recibe al Real Madrid en un momento delicado y con un Koeman cuestionado desde hace muchas jornadas. Pese a ello, el entrenador blaugrana no le dio demasiada importancia a su situación: “Sabemos que se cambia rápidamente de ser bueno a ser malo”, señaló.

El desánimo y la desconexión con el equipo parecen haberse instalado en la parroquia barcelonista y el Camp Nou presentó una escasa entrada en los duelos frente al Valencia y el Dinamo de Kiev. “No sé si la gente tiene desconfianza, pero nosotros no”, opinó Koeman refiriéndose a la plantilla. “Jugamos en casa y tendremos a la gente de nuestro lado”, recalcó.

En lo que se refiere al choque en sí, Koeman dejó clara la actitud con la que deben salir el domingo contra los merengues: “Tenemos que jugar sin miedo, demostrar que podemos ganar y salir con muchas ganas desde el principio del partido”, aseguró el técnico neerlandés. También confirmó que podrá contar con Jordi Alba al recuperarse a tiempo de su esguince

El duelo de mañana puede suponer un antes y un después en la trayectoria de ambos equipos. Koeman señaló que ambos equipos se juegan mucho, aunque puntualizó que el resultado final “no será decisivo”. Ambas escuadras no se encuentran en su mejor temporada y el entrenador tulipán ve un partido igualado: “Hay detalles en que el Real Madrid es mejor, pero en otros lo somos nosotros”, opinó.