Una de las imágenes que dejó el Barça – Getafe fue la monumental bronca que se llevó el central Óscar Mingueza de parte de Ronald Koeman. El entrenador, en la rueda de prensa tras el partido quiso echar balones fuera rápidamente. “No estoy enfadado con Óscar (Mingueza) porque si hay alguien que está haciendo una gran temporada es él. Pero hay cosas tácticas que debe aprender, no se puede abrir tanto a la derecha. Y ya he hablado con él, no hay ningún problema“, aseguró.

Fue un partido con dos versiones del equipo culé, claramente dominador en la primera parte, pero que en la segunda, con un 3 a 1 a favor en el luminoso, dio un bajón en su rendimiento. Koeman entiende que la bajada de intensidad fue porque “con 3 a 1 el Getafe tampoco nos presionaba mucho” pero también cargó contra sus defensas. “Bajamos un poco defensivamente la concentración y con un penalti siempre se pueden complicar las cosas. Ni Araujo ni Mingueza no han estado bien en algunas ocasiones“, afirmó.

Para quién tuvo elogios fue para Sergio Busquets, que firmó un encuentro notable. “Lleva muy buena temporada. Puede ser que le costó entrar porque tuvimos partidos un poco diferentes en el medio campo. A él le va bien tener tres jugadores a su espalda porque puede sacar mejor su calidad para construir, como hoy con el pase a Leo”, dijo del mediocampista.

Koeman ya tiene la vista puesta en la siguiente jornada contra el Villareal y tiene ante si limitaciones en la delantera. “Espero que Dembelé esté disponible para el fin de semana, Braithwaite no llegará. El Villarreal es un equipo fuerte, luchando por la Europa League, pero cada partido es difícil. También para los demás”, valoró el entrenador.