El Barça recibe mañana a las 20:00 a la Real Sociedad en el que será el debut liguero de esta nueva temporada. “Será un partido interesante”, afirmó Koeman. Los culés afrontan un comienzo de temporada difícil y buscan la forma de reponerse tras los varapalos sufridos en las ultimas semanas.

El verano ha sido convulso y todavía sigue coleando la dolorosa salida de Leo Messi a París. “Ver a Messi en el PSG será doloroso”, señaló el entrenador culé. El astro argentino puso rumbo a la capital francesa dejando atrás un panorama desolador por culpa de la situación económica crítica que sufre el club.

Pese a la baja del astro argentino, Koeman trató de inyectar positivismo en la parroquia azulgrana. “No hay que vivir del pasado, hay futuro en los jóvenes que tenemos y estoy ilusionado”, aseguró con franqueza. “Tenemos una plantilla muy fuerte y ojalá tengamos el apoyo de la afición”, recalcó.

Las oficinas blaugranas no paran de echar humo y recientemente se han inscrito sobre la bocina en LaLiga a Memphis, Eric García y Rey Manaj. Todo gracias a la rebaja salarial de uno de los pesos pesados como Piqué. Precisamente, el neerlandés quiso alabar la actitud de los capitanes. “Quieren ayudar al club y demuestra que son gente de casa”, aseguró Koeman.

Los socios abonados han solicitado 15.280 entradas de las 20.000-22.000 espectadores que se prevén que acudan al Camp Nou este domingo. Desde la prensa se ha especulado con una desmovilización de la afición y falta de ilusión, aunque el entrenador tulipán lo desmiente. “No creo que el tema de las entradas sea porque la gente no está metida con el club”, afirmó el técnico neerlandés.