La derrota del pasado jueves ante el Granada supuso un duro revés. El conjunto azulgrana desaprovechó una clara oportunidad de colocarse en primera posición y encarar la recta final de la competición de la mejor de las maneras: “Estamos muy decepcionados porque hemos perdido una oportunidad muy grande de ponernos arriba”, señaló el neerlandés.

LaLiga Santander está cada vez más apretada y a estas alturas ya no hay rivales asequibles: “No hay partidos fáciles y hay que estar a un gran nivel en todos los aspectos”, afirmó. Sin embargo, Koeman no quiso entrar en dramatismos y aseguró no ser tiempo para “ponerse tristes”. También se mostró confiado de las opciones de los blaugranas: “Tenemos opciones de ganar todavía”, recalcó.

Koeman fue expulsado frente al cuadro nazarí y no podrá sentarse en el banquillo ante el Valencia y el Atlético. El Comité de Competición de la RFEF ha castigado al tulipán con dos partidos de sanción, aunque advierte que recurrirán: “Vamos a recurrir porque creo que es una sanción muy exagerada. Nos parece injusto”, opinó. “Mañana estaré en el campo, pero no en el banquillo”, aclaró el exentrenador del Everton.

La titularidad de Umtiti también ha dado mucho que hablar en los últimos días y los aficionados blaugranas han puesto la lupa en Koeman. El neerlandés explicó la inclusión del internacional francés en el once inicial: “Fue una decisión solamente técnica ya que llevamos muchos partidos”, afirmó. Además, recalcó que el dar descanso a Pedri tuvo mucho que ver en esa decisión.

Koeman también quiso restar presión a la situación tan apretada de LaLiga y evitó sacar conclusiones precipitadas antes del Valencia. “Es un partido crucial para nosotros, pero también el que jugará el Atlético, el Real Madrid o el Sevilla. Lo importante para nosotros después de una derrota es ganar”, aseguró.