Empate frente al Granada y gracias. Araujo rescató un punto in extremis, pero la imagen del equipo dejó mucho que desear. Uno de los principales señalados sigue siendo Koeman e incluso su destitución sobrevuela en el ambiente. Pese a ello, el técnico neerlandés declaró “no hablar más” sobre su futuro.

Koeman también valoró el empate frente al conjunto nazarí: “Merecimos empatar el partido”, afirmó el tulipán. El Barça jugó con un sistema diferente al habitual, algo muy comentado en la parroquia azulgrana: “Hemos cambiado porque había espacios por banda y teníamos superioridad por alto con Piqué, Araujo y Mingueza”, aseguró.

El Camp Nou silbó durante muchos momentos del partido. El míster blaugrana manifestó claramente la culpa de esa actitud por parte de la afición: “La gente se va enfada porque no hemos ganado, pero no porque los jugadores no lo hayan dado todo”, señaló. “Con un poco más de suerte habríamos ganado”, recalcó.

El nivel de los catalanes está a años luz de su mejor versión y Koeman no desaprovechó la oportunidad para destacarlo: “El Barça de hoy en día no es el de hace 8 años”, afirmó. El neerlandés también destacó que el nivel del equipo tiene un techo: “Con lo que hay hemos hecho el máximo”, opinó.