El entrenador del FC Barcelona, Ronald Koeman, ha comparecido ante los medios tras la derrota contra el Atlético del pasado sábado y con motivo de la previa del encuentro del martes ante el Dynamo de Kiev. La convocatoria ha tenido varias sorpresas, donde destacan principalmente las ausencias de Leo Messi y Frenkie de Jong, los jugadores que más minutos acumulados llevaban hasta el momento. “Tenemos bajas por tema de lesiones y hemos decidido no llevar a Leo ni a Frenkie porque la situación en Champions League es muy cómoda, son 9 los puntos que tenemos y estos jugadores necesitan descanso”, comentó Koeman, aclarando que el motivo principal de la ausencia de ambos es simplemente descanso o rotación.

La otra gran sorpresa de la convocatoria ha sido la inclusión de Matheus Fernandes, el centrocampista de 22 años que estuvo cedido en el Real Valladolid y vino procedente de Palmeiras tras haber llevado a cabo una extraña operación por 7 millones de euros. El brasileño no fue presentado oficialmente ni tampoco ha debutado hasta la fecha. “Cuando todos están bien físicamente hay mucha competencia en esta plantilla, pero ahora hay bajas y entra en la lista porque está entrenando bien y merece estar”, declaró el técnico sobre su sorprendente convocatoria.

Otro de los temas recurrentes que se han tratado en la rueda de prensa han sido las bajas en defensa y los pocos centrales disponibles que tiene el conjunto blaugrana tras la lesión de gravedad de Gerard Piqué. Sobre esto último el técnico holandés ha declarado que “lo de Piqué es una baja importante, aunque no sabemos aún el tiempo exacto”. Además, sobre las bajas ha manifestado que “hay 2/3 posiciones donde necesitamos refuerzos” y que “ahora no podemos hacer nada más que dar oportunidades”.

Óscar Mingueza, candidato a ocupar la posición de central. Fuente: MD

Respecto a esas oportunidades que se verá obligado a dar como respuesta a las bajas en la defensa blaugrana, Óscar Mingueza “es una posibilidad” a compartir zaga con Lenglet en palabras de Ronald Koeman, ya que “Araujo está entrenando individualmente todavía” y el técnico no piensa arriesgar con los pocos centrales disponibles que tiene en la actualidad. Umtiti sigue sin ser todavía una opción, porque “lleva mucho tiempo lesionado” y “el plan es que se ponga en condiciones de jugar en dos semanas”.

Sobre un posible cambio de sistema, el técnico neerlandés ha dado una respuesta más vehemente, escudándose en el 4-2-3-1 que lleva tantos años practicando. “Se pueden decir muchas cosas, pero no depende del sistema. Tenemos jugadores que pueden jugar en diferentes sistemas y a veces cambiamos posiciones en el medio campo. Parece que solo se puede jugar 4-3-3 en el Barça“, declaró Koeman. Además, tras la debacle en Liga el objetivo en Champions sigue siendo “acabar el año como primeros de la tabla” y el ex seleccionador de la ‘oranje’ considera que pasar la fase de grupos “es un reto importante”.