El Barcelona consigue una nueva victoria en Liga en un partido bastante tímido y monótono ante el Leganés, donde los goles de Ansu Fati y Leo Messi fueron decisivos. Ivan Rakitic, el primero en atender a los medios, destacaba la labor de Ansu Fati; “Lo que está haciendo Ansu es impresionante y estamos muy contentos por él. Su gol ha facilitado las cosas y ahora lo que tiene que hacer es seguir trabajando y tener paciencia”.

El croata recalcó el hecho de que el equipo hubiera sumado dos victorias en estas dos primeras jornadas tras el parón, si bien son conscientes de que aún no tienen el ritmo esperado; “Está claro que necesitamos seguir cogiendo ritmo, pero es importante haber sumado los seis puntos. Llevabamos dos meses encerrados en casa y es muy difícil para todos los equipos estar al cien por cien”.

En este contexto, quiso destacar el partido del rival y las dificultades que le habían presentado; “Todos los equipos se juegan mucho. Ellos están intentando salir de abajo. Se han encerrado muy bien y nos han dificultado encontrar espacios”.

A su vez, también hizo alusión al partido de la próxima jornada, afirmando que “el viernes nos espera un gran partido en el Sánchez Pizjuán y hay que estar al máximo”, al igual que también quiso restarle importancia a la falta de gol de Griezmann (a quien le anularon un tanto esta noche); “Acabará encontrando la portería. Hoy la ha encontrado, aunque le han anulado el gol, pero es un jugador muy importante para nosotros”, de la misma forma que hizo referencia a la afición, destacando el apoyo recibido; “Nos apoyan desde casa y que ganemos es muy bueno para todos los culés”.

Por lo que respecta a Junior Firpo, ha destacado el trabajo del equipo pese a no haber hecho un partido tan bueno como el del pasado sábado frente al Mallorca. “Es una victoria importante, llegamos de varios meses sin competir y el Leganés tenía el partido muy preparado. Da igual que fuese el colista, todos los equipos de la Liga cuestan, aunque quizá es verdad que hemos estado más espesos que contra el Mallorca“.

En cuanto al hecho de jugar sin público, afirmó que “se hace muy raro porque es un estadio muy grande. Es extraña la sensación de vacío en el campo. Es más complicado mantener la concentración, parece que estás jugando un amistoso. Se echa de menos ese apoyo en momentos dados, se nota mucho, pero somos el Barça, hay que ganar con público o sin público“.

De nuevo, el jugador del Barcelona destacaba el partido de Ansu Fati y la importancia de su gol; “El gol de Ansu ha sido clave, porque ellos habían tenido dos ocasiones claras con 0-0. Ha sido lo que se acostumbra a conocer como gol psicológico. El partido del Mallorca fue un poco más fácil y hoy ha sido todo lo contrario. Ha tocado remar, trabajar y esperar a que llegara el gol”.

Finalmente, sostuvo que el poder hacer cambios entre los partidos era positivo para el equipo, así podría tener la opción de jugar cada tres días y el poder hacer cinco rotaciones beneficia sobre todo a aquellos que juegan menos minutos.