Doloroso empate del Barça en Vigo que puede suponer el adiós a LaLiga. El conjunto de Quique Setién perdió dos puntos fundamentales en los últimos minutos del encuentro tras el gol de falta de Iago Aspas que puso las tablas en el marcador. Incluso pudo ser peor si Nolito no llega a fallar una ocasión clarísima de gol en la última jugada del partido.

Luis Suárez fue el encargado de dar las primeras valoraciones a pie de campo. El uruguayo se mostró preocupado y con malas sensaciones. “Hemos perdido dos puntos muy importantes y nos queda una sensación de frustración”, afirmó el charrúa. “Hay que corregir cosas para mejorar”, recalcó. Sin embargo, ni mucho menos opinó que el título liguero esté perdido. “Quedan partidos complicados tanto para nosotros como para el Real Madrid”, aseguró el rioplatense.

PALO AL MÍSTER

El uruguayo también envió una “pullita” a Setién sobre su papel en el día de hoy. “Los entrenadores están para buscar soluciones cuando falla algo y no salen los resultados, en este caso fuera de casa”, señaló. Los partidos fuera del Camp Nou están siendo el talón de Aquiles culé esta temporada. “Perdemos demasiados puntos fuera de casa que otras temporadas no nos pasaba. Estoy contento por mis goles y ayudar al equipo, pero queda sensación de enojo por no ganar”, apuntó Suárez.

El ex del Liverpool también destacó la calidad y la entrega de los jugadores celestes durante el partido después de no rendirse hasta el final. “El Celta está peleando por no descender y tienen jugadores de grandísima calidad. El gol de Iago Aspas lo demuestra”, afirmó el uruguayo.