ale1

Carles Aleñá, el olvidado

Es habitual en el mundo del fútbol buscar culpables cuando las cosas no van bien. Del mismo modo, es habitual que los técnicos los encuentren entre los jugadores que menos galones y peso relativo portan en el equipo. En el caso del FC Barcelona, Ernesto Valverde encontró su chivo expiatorio en el joven canterano Carles Aleñá. El inicio de temporada prometía para él: titular en el primer partido y con toda la confianza del técnico tras haberse afianzado en el primer equipo. Cierto es que Arthur Melo todavía ultimaba su preparación para la temporada, Busquets aguardaba en el banco el estreno de Frenkie de Jong y Rakitic estaba en pleno ojo del huracán en el caso Neymar, pero Aleñá estaba en el once inaugural de la temporada.

No obstante, la felicidad duró nada más que medio tiempo en la Catedral, ya que el de Mataró fue sustituido a los 45 minutos por Ivan Rakitic. En ese momento, el Barça ya dejaba entrever los primeros síntomas de la enfermedad futbolística que está padeciendo en este inicio de temporada. Con el avance de los partidos, Busquets volvió a ser titular como era esperable, y Sergi Roberto ocupó el sitio restante en el centro del campo hasta que Arthur, ya en plena forma y dando aire continuamente al equipo, se ha ganado el puesto.

En este baile de centrocampistas, tal vez demasiados como ha comentado el Txingurri en alguna rueda de prensa, ha sorprendido la ausencia de Rakitic, pero todavía más que Aleñá no haya vuelto a ir convocado con el equipo hasta el encuentro pasado ante el Villarreal, correspondiente a la sexta jornada de la competición doméstica. En medio, cuatro fechas de Liga y una de Champions en las que el canterano no ha entrado en la lista definitiva. El propio Valverde le dio la oportunidad de debutar, le dio la ficha del primer equipo, y del mismo modo lo había olvidado hasta el último partido.

Carles Aleñá con Frenkie de Jong, el nuevo "21" | Imagen: El Mundo
Carles Aleñá con Frenkie de Jong, el nuevo “21” | Imagen: El Mundo

Carles Aleñá, que disputó más de 600 minutos la pasada temporada, que anotó sus dos primeros goles con el equipo de los “mayores”, que fue uno de los revulsivos en la final de la Copa del Rey y sustituto habitual de Rakitic durante la temporada. El jugador que salvó la imagen de la dudosa gestión de la cantera hasta las apariciones de Ansu Fati y Carles Pérez, ahora parece estar en un limbo para el entrenador. Aun así, es cierto que hay demasiados jugadores en el centro del campo y, con los problemas en el ataque y sin Jordi Alba y Samuel Umtiti disponibles para la defensa, al menos uno de los descartes apunta siempre al centro del campo. Allí navegan tranquilos De Jong y Busquets, que previsiblemente solo rotarán para descansar cuando acumulen partidos, y para tal fin está Arturo Vidal. De este modo, queda una plaza libre en el medio creativo a disputar entre Rakitic, Arthur, Sergi Roberto y Carles Aleñá.

Aunque siga existiendo la posibilidad de mover a Roberto al lateral derecho, los problemas siguen ahí, ya que quedan tres jugadores para una posición y uno de ellos debe ser descartado. Con el aplomo y buen hacer que está demostrando Arthur desde su regreso, todo indica que el sitio restante en el banco corresponda al centrocampista croata en detrimento del joven de 21 años, que se ha visto fuera de la convocatoria en cinco ocasiones consecutivas. Ahora, Aleñá ha conseguido entrar en la lista, pero Ernesto Valverde no lo alineó, y el joven pasó los 90 minutos en la banqueta local del Camp Nou. La incertidumbre sigue presente, y las opciones para demostrar que merece ese puesto por encima de Rakitic son cada vez más escasas. Sin minutos para él, será tarea complicada que el “19” consiga convencer al entrenador de que debe dejar fuera a un hombre de la importancia del croata.