Cuando juegas con fuego, te acabas quemando y eso pareció ser lo que le ocurrió al Fútbol Club Barcelona en el Ciutat de Valencia. Los culés firmaron su tercera derrota de la temporada debido a un rendimiento colectivo que pareció tocar fondo tras unos partidos en caída. Sin embargo, Ernesto Valverde prefirió escudarse en la solidez defensiva para defender el partido de los suyos: “Nos han remontado en dos minutos y el tercer gol nos ha hecho mucho daño. Pero han sido eso, dos jugadas aisladas. Hasta ese momento no nos habían llegado”. 

Si bien las llegadas del Levante no fueron cuantiosas, lo cierto es que el Barcelona no avasalló como suele hacerlo ante este tipo de rivales: “Nos han generado poco, pero está en nuestro debe generar más. Tampoco es que hayamos tenido muchas ocasiones“. Y es que, en cuanto a caudal ofensivo se refiere, jugando como local o visitante, el rendimiento del Barça varía un abismo. “No veníamos en mala dinámica lejos del Camp Nou, pero nos ha vuelto a ocurrir. Debemos analizar que pasa y trabajarlo. Lo bueno es que la crítica aquí es muy fuerte y nos obliga a reaccionar”, concluía Valverde. 

Una de las novedades en el encuentro fue la no convocatoria de Dembélé, algo que obligó a Valverde a tirar de Ansu Fati y Carles Pérez cuando el partido estaba verdaderamente cuesta arriba. “La decisión de dejar fuera a Ousmane es mía y la asumo. Le veréis en otros encuentros. Cuando se pierde, siempre se echa de menos al que no está. Si Dembélé hubiera jugado, me preguntaríais por otro”, zanjaba el técnico extremeño. 

Pese a todo, el entrenador azulgrana no achaca lo visto en el terreno de juego a la actitud de sus jugadores, quiénes considera que han competido de una manera “buena”. “El equipo siempre ofrece buena actitud, pero el rival también juega y a veces acierta de manera contundente como hoy. Me preocupa más lo visto antes del 1-1 que lo de después. Ellos juegan con unas ganas como si fuera el partido del año y debemos tener respuesta para eso. Hoy no la hemos tenido”, explicó el míster blaugrana.