Xavi y Ferran Torres concedieron este miércoles en Frankfurt una rueda de prensa previa al choque de cuartos de Europa League contra el Eintracht.

El técnico egarense aprovecho para analizar en profundidad al rival ante los periodistas: “Es un muy buen equipo, ha eliminado al mismo Betis, siendo en muchas fases del juego mejor. Al Bayern, Dortmund, les ha complicado mucho. Es un sistema difícil de contrarrestar. Este tipo de sistemas son difíciles. La pena es que no sea conocido en España y nuestro entorno lo haya infravalorado. Para ellos es un partido histórico y hay que igualar esa motivación“. Destacó a jugadores del conjunto alemán, como los delanteros Santos Borré o Kamada, o laterales como Kostic.

En especial, destacó la fortaleza física del rival, algo en lo que coincidió también Ferran. Además, Xavi demostró su ilusión por jugar en el Deutsche Bank Park, con un ambiente muy diferente al que vivieron en Turquía. Resumió las que para él serán las claves del encuentro: “Hay que demostrar personalidad, evitar sus transiciones, defender bien el balón parado. Intentar dominar el partido, llegamos en muy buen momento de forma”

Puso en valor el trabajo de los otros equipos que restan en la competición, como el Leipzig o el Lyon, avisando de la dureza de la misma y de que solo piensan por ahora en ganar en Frankfurt. “El Eintracht quizás es un desconocido, pero es un gran equipo, físicamente es muy fuerte y destacaría la transición, salen con balas y son capaces de crear transiciones rápidos. No tuvimos suerte en el sorteo. Nos dan como favoritos y será una eliminatoria muy dura.”

“Hay que trabajar. Estoy feliz y siempre mejor el elogio que la crítica, pero el elogio no nos puede confundir. No necesito elogios para mí, sino que el Barça gane y la gente se sienta orgullosa. No estoy aquí para la gloria personal”. Manifestó el entrenador respecto al momento de comunión que se respira entre el buen estado de forma del equipo y la afición.

Xavi ofreció indicaciones a Auba en el Camp Nou. Fuente: Getty Images

Al ser preguntado por la renovación de Araujo, Xavi lo tuvo claro: “Para nosotros es una garantía que se quede. Y para el Barça creo que tiene central para más de 10 años. Primer nivel, pocos centrales hay en el mundo ahora mismo de ese nivel. La clave ha sido él, es feliz en Barcelona, con su familia. Es un lujo entrenar a jugadores como él. Estoy encantado. Sobre todo como persona, es muy querido en el vestuario, muy trabajador. Es de agradecer. Veremos si firma pronto”

Y como acostumbra, se deshizo en elogios hacia Dembélé: “Por mí lo firmaba ya. No tenemos la mejor situación financiera y es una pena. Hay que ajustarse, solo eso. Está Mateu trabajando 24 horas, Jordi también. Ojalá se pueda quedar. Es fundamental. De manera que nos defienden los equipos, tienes que tener jugadores diferenciales en banda y él lo es. No sé cómo era antes, le veo feliz y con carácter ganador. No es una sorpresa que viniera el día libre.” El técnico opinó que, bien trabajado, el francés puede ser el mejor del mundo en su posición.

Ferran lamentó una ocasión perdida el domingo. Fuente: Getty Images

Ferran, por su lado, manifestó su agradecimiento a Xavi por la situación del vestuario: “Creo en el ADN, el liderazgo y la humildad que tiene. Desde el primer día nos ha transmitido su confianza, no nos ha puesto presión y lo agradecemos. Ha sido un gran cambio para el club”. Acreditó al entrenador por su papel en su adaptación, un rol en el que no solo tiene que anotar: “Al final tenemos que hacer goles y asistencias. Mi deber es participar en el ‘show’ y dar asistencias. Mi papel es más de extremo que de delantero. Pero si tengo ocasiones y las marco, mejor.”

También tuvo unas palabras de admiración hacia su compañero y amigo Pedri: “Creo que a los que entrenamos con él a diario no nos sorprende. Verlo día a día es un lujo, es tremendo lo que está haciendo y la humildad como lo lleva. A día de hoy es uno de los mejores del mundo”. De Ousmane, por su parte, declaró entre risas que si por él fuera “lo secuestraría”.