La victoria del jueves en Nápoles ha hecho recuperar el optimismo a la hinchada culé. Sin embargo, el entrenador culé huyó del triunfalismo en la previa al choque de mañana frente al Athletic. “Está bien que haya ilusión, pero hay que ser humildes. Tenemos que consolidar este momento de mejora “, opinó rotundo Xavi.

El técnico de Terrassa también advirtió acerca del peligro que genera el conjunto vasco y puso el énfasis en los hermanos Williams. “Tanto Nico como Iñaki son futbolistas muy rápidos y peligrosos a la contra”, destacó Xavi. “Hay que intentar minimizarlos porque entienden muy bien los espacios”, recalcó en su idea de tener especial cuidado con las contras rivales.

Las declaraciones de Puyol en las que afirma haberse jugado una cena si el Barca gana la Liga también han llegado a rueda de prensa. Xavi no ha dudado en aprovechar la mención a su excompañero para alabarle y desear su posible retorno al vestuario culé. “Con Puyol iremos a cenar igual. Es un tipo muy optimista”, aseguró el entrenador blaugrana.

Los halagos no se quedaron solo en Puyol. Xavi también tuvo buenas palabras para una pieza fuertemente cuestionada en las últimas semanas como Frenkie De Jong. “Ha tenido momentos malos por las críticas”, explicó el entrenador barcelonista. “Es muy crítico consigo mismo y muy humilde. Cuesta encontrar perfiles así”, aseguró.