Ter Stegen – 6: Salvó al equipo ante el cabezazo de Yaremchuk. Ha recuperado la confianza con Xavi. En la salida desde atrás ha ayudado al equipo haciendo de líbero ante la presión al hombre del Benfica.

Araujo – 10: El mejor del partido. Si su gol hubiera sido legal, esta noche hubiera habido récord de infartos. Es el mejor central que tiene el Barcelona y a este nivel es difícil no elegirle en un TOP 5 de los mejores del mundo.

El mejor del partido. Fuente: Getty Images

Piqué – 7: Ha hecho un partido prácticamente perfecto. Liderando la defensa con su experiencia, ha sido clave en la salida de balón y ha estado siempre atento en las transiciones. Con Xavi puede recuperar su mejor nivel. Aunque ya no debe ser titular indiscutible, mientras rinda como esta noche, jugará muchos minutos.

Lenglet – 6: La sorpresa del once inicial. Salvo en una acción en la que le hicieron un descosido, no desentonó demasiado. No se mostró muy seguro con balón. El Benfica le buscaba constantemente y se notaba que era el más débil de los tres. Con Xavi sabe que parte de cero y puede seguir mejorando.

Busquets – 8: Ya no se habla de su versión en la selección porque a las órdenes de Xavi parece que ha vuelto a los veinte años. Otra noche de maestría pura. Cuando el equipo está bien organizado y colocado, Busquets se encuentra “en su salsa”. A este nivel, no hay quien le quite del once.

Busquets dando una lección de fútbol. Fuente: Getty Images

De Jong – 5,5: Empezó muy bien superando las líneas de presión en conducción y llegando bien arriba. Pero se desinfló conforme avanzaba el partido. Parece un problema de fondo físico. Empieza con muchas ganas y muy entonado, pero se va apagando. A día de hoy, no está al nivel para ser interior titular por delante de Gavi, Nico o Pedri.

Nico – 7,5: Ha dado una cátedra de fútbol en noventa minutos. Cualquiera diría que solo tiene diecinueve años. Hizo lo que se le pide a De Jong con la pausa de Busquets al estilo González. Su padre estará muy orgulloso.