El equipo de Lluis Cortés disputó el partido más complicado de la temporada ante el Espanyol, en el que se notó cierta desconexión por parte de las campeonas de Liga. Tras conseguir el pasado domingo ese triunfo histórico ante el Chelsea por 4-0 que las convertía en campeonas de Europa, golearon al Athletic de Bilbao por 8-0 en un partido que terminó con una bonita fiesta en el Johan para celebrar ambos títulos.

Quizás la resaca de esa celebración le pasó factura al equipo que aunque no hizo un mal partido no acabó de sentirse cómodo del todo. El Espanyol se juega el descenso e intentó rascar algún punto frente al líder, aunque mostró un planteamiento bastante defensivo para asegurar el resultado.

El encuentro comenzaba con un Barça más activo que buscaba el gol en los primeros minutos, y lo consiguió. Esta vez, sería Crnogorcevic la encargada de abrir el marcador tras un rechace de Lieke Martens que la suiza aprovecha para enviar el esférico al fondo de la portería.

Fuente: FC Barcelona.

El Espanyol respondió a la embestida culé y pocos minutos después Cristina Baudet ponía el empate para su equipo con un gol de penalti provocado por Andrea Pereira. A partir de ahí, las pericas se replegaron atrás intentando aguantar el resultado. El Barça, en cambio, presionaba muy arriba, con las centrales incorporadas al ataque.

Sin embargo esta presión les duraría poco ya que en el minuto 28 Szymanowski anotaba el segundo gol después un mal rechace de Paños. Junto con el Manchester City, el Espanyol fue el único equipo capaz de marcarle dos goles en esta temporada al Barça, poniendo a las azulgranas por debajo en el marcador.

Como era de esperar, las culés buscaban empatar el partido pero se les resistía el gol, en gran parte gracias a la buena labor defensiva del rival que estaba bastante organizado, pero al final las azulgranas encontraron el hueco. Aitana le puso un magnífico centro a Patri que anotaba el segundo  después de un maravilloso control para rematar a placer por la escuadra.

Con el 2-2 comenzaba la segunda parte, que empezó con mayor intensidad que la primera, destacando la figura de Lieke Martens que aunque hoy no anotó ningún tanto tuvo dos ocasiones claras en los primeros minutos. El primer disparo se estrelló contra el palo y el segundo se va por encima del larguero en una muy buena jugada de Leila que pone el centro perfecto para la holandesa.

Los minutos iban transcurriendo y el Barcelona seguía insistiendo de cara a portería. Melanie Serrano, que se había incorporado recientemente en el partido, también probó suerte al igual que Mariona o Torrejón, pero se impuso la defensa.

Transcurridos los 90 minutos, se añadieron otros seis debido a las numerosas pérdidas de tiempo por parte del Espanyol. Como suele decirse, el que la sigue la consigue, y aprovechando una jugada a balón parado que partía de las botas de Melanie, Mariona le daba los tres puntos al Barça después de un pase de chilena de Aitana. El gol se celebraba con euforia tanto por parte de las jugadoras como de los miembros del staff que veían el partido desde la grada.

Fuente: FC Barcelona.

Con estos tres puntos el Barça se mantiene invicto en liga, acercándose a esa posible “liga perfecta”. La próxima parada para las bicampeonas será la semifinal de la Copa de la Reina este miércoles en Butarque, ante el Madrid CFF.