Tras el encuentro frente al Ibiza, Quique Setíen se mostró satisfecho en cierto modo con el resultado, si bien dejó claro que no estaba contento con el partido de sus jugadores; “el equipo no me ha gustado, evidentemente. Me había encantado que estuviéramos más precisos, pero entiendo cuáles eran las dificultades. Nos va a venir bien, porque sacamos conclusiones de cara al futuro. Cuando haces las cosas mal es cuando sacas conclusiones para corregirlas”.

Consciente del resultado tan ajustado, recalcó que había sido un partido francamente complicado, así como las dificultades de los suyos para alzarse con la victoria: “nos ha costado mucho encontrar el camino de la portería, hemos estado imprecisos, ha habido pérdidas y les hemos dado facilidades. Hay que dar mérito al rival”.

Pese a todo, también quiso recalcar la buena labor del equipo, especialmente en la segunda parte, donde Griezmann anotó los dos tantos del encuentro a favor del equipo azulgrana; “en la segunda parte hemos encontrado los espacios y hemos tenido el espacio que no tuvimos en la primera. Los partidos duran 90 minutos y estoy contento, porque hemos seguido insistiendo, aunque no hemos tenido la claridad de solucionar las cosas de otra manera”.

Haciendo referencia al último partido del campeonato liguero, reconoció que le había gustado más el planteamiento de la pasada semana; “el otro día tuvimos más control, esta vez hemos cometido imprecisiones. Hemos tenido muchas pérdidas y eso le ha dado vida al rival, y es lo que tenemos que evitar”. También quiso hacer referencia a la actuación de los jugadores, recalcando que “algunos jugadores han ido arriba muy rápido, se han precipitado” y señaló, sobre la falta de profundidad del primer tiempo, que “la tenían que dar los laterales, para eso los hemos puesto ahí”.

A su vez, no dudó en destacar el mérito del Ibiza, un equipo de segunda B que supo plantarle cara un conjunto como el Barcelona; “Doy mucho mérito al Ibiza. Se ha cerrado muy bien por dentro y nos ha costado, además el gol a favor suyo complica las cosas. Han corrido detrás del balón, han basculado… Ha habido jugadas que podíamos llegar y han acabado en falta. Ya dije que son partidos trampa, es una opción superar un equipo como el nuestro. Pensamos que con los dos arriba les fijaríamos. Pero ellos se han defendido bien. Al final es diferente, porque están más cansados, ya no llegan a bascular, y es más fácil recibir con opciones. En la primera parte no estaba la opción”.

Finalmente, cuestionado por Ansu Fati y su posición como 9 en el Barça, señaló que de momento están probando a diferentes jugadores en distintas posiciones para ver como se adaptan; “Tiene unas grandes condiciones. Ya veremos cómo evoluciona. Tendrá más protagonismo en función de cómo vaya evolucionando. Hemos decidido meter a Júnior de central y a él un poco como a Jordi Alba el otro día. Pensábamos que ellos se iban a replegar. Luego todo ha sido diferente porque el rival se ha cansado, no bajaba tanto y las ocasiones se producen mucho más a menudo. En la primera parte no pudimos tenerlo porque lo hicieron bien”.