La dura derrota del F.C. Barcelona contra el Atlético de Madrid aumenta la presión en el banquillo culé. Consciente de que no está en una situación cómoda y con gran parte de la afición pidiendo su despido, Ronald Koeman salió a hablar con la prensa a pesar de estar sancionado y no haberse sentado en el banquillo.

Laporta dio respaldo a Koeman antes del partido, y el holandés tuvo que hablar del presidente blaugrana. “Hoy se han dejado claras como son las cosas. Es importante decidir el camino que quieres. Si conmigo como entrenador o no. Y hoy lo ha hecho. Es importante. No se puede trabajar si no hay confianza en ese sentido“, declaró el técnico.

El entrenador ha cambiado el tono con el que se refiere a Joan Laporta y ante la pregunta de si se siente respaldado, no tiene dudas: “Sí, me siento respaldado. Por eso he hablado con el presidente. Tienes un feeling donde él ve la situación cómo ha explicado. Pero también sé que todo depende mucho de los resultados. Esto es así para cualquier entrenador. Pero ha hecho lo que tenía que hacer“.

Koeman
Koeman viendo la derrota desde la grada / Fuente: Getty Images

Centrándose en la derrota con el Atlético, el entrenador cree que la gran diferencia es que “ellos han marcado y nosotros, no”, asegurando que tuvieron momentos para meterse en el partido antes del segundo gol. Y una de las claves es la fragilidad en defensa. “Tenemos que corregir fallos que hemos hecho en el partido de hoy. Han encontrado muchísimo espacio en los espacios que nosotros hemos dejado”, apuntó.

Koeman no desaprovechó la oportunidad para defender sus planteamientos en los últimos partidos, afirmando que “con tres centrales y dos carrileros seguramente no habríamos dejado esos espacios que han supuesto el primer gol“.

Aún con el apoyo público del presidente, Koeman sabe que sigue dependiendo del rendimiento del equipo. “Los resultados también cuentan. Después del parón tenemos tres partidos en casa. Hay que cerrar los nueve puntos de la Champions League para poder pasar”.

La derrota no tendrá consecuencias para Koeman, por ahora / Fuente: Getty Images