Después de unas semanas caóticas y tras la última polémica suscitada en torno a las redes sociales, el entrenador blaugrana afronta este partido con confianza, contento con la nueva incorporación al equipo y con la mirada puesta en el enfrentamiento de Champions de la próxima semana.

En lo que a su próximo rival se refiere, sostuvo que “hay equipos muy intensos en la presión para intentar que no puedas salir con el balón desde atrás y debes estudiar cosas diferentes para contrarrestar al rival. Suponemos que el Eibar intentará apretar arriba y jugar en nuestro campo. Hemos trabajado esta semana proponiendo cosas para buscar soluciones a esto. Estamos muy concienciados con este partido y hemos tratado de mentalizarnos y afrontarlo como si fuera una final. Sumar los 3 puntos es vital porque no solo nos permitirá estará ahí, sino que nos reforzará para lo que nos viene.”

En cuanto a las declaraciones de Messi, intentó mantener la compostura y no posicionarse: “Hay cosas con las que estoy de acuerdo y otras… Yo he visto todos los años en los últimos veinte cómo se han ganado muchas Champions y tenemos las mismas opciones que otros equipos. Es cierto que no hay margen de error y debemos mejorar cosas y hacerlas bien. No estamos contentos con todo, pero creo que vamos creciendo poco a poco y alcanzando niveles que nos permitirán competir con todos

En la misma línea que en la pregunta anterior, quiso recalcar lo que considera verdaderamente importante, desviando las polémicas y restándoles importancia: “hay muchas cosas que podéis pensar que nos afectan, pero la realidad no es así porque estamos muy centrados en los temas futbolísticos. Tratamos de que estas cosas no influyan en el equipo y os aseguro que no influye. Estamos centrados en ganar partidos, tratar de jugar bien y que nuestro público disfrute y lo demás nos afecta poco”.

Por lo que respecta a las declaraciones de Bartomeu, aseguró que “el vestuario da por buenas las explicaciones del presidente. Nos dijo lo mismo y yo ya no le di más vueltas y los capitanes tampoco. Es un tema que no nos ayuda a lo que nos interesa y lo dejamos al margen. Dieron las explicaciones oportunas y ya está”.

Analizando la situación del club y los resultados conseguidos, manifestó que “estas dos semanas nos vinieron muy bien para trabajar más tranquilos y con más cargas, pero la exigencia ya la conozco. Aquí es muy importante ganar todos los partidos y jugar bien. Esto es un proceso. Creo que el equipo ha jugado bien en muchos momentos en todos los partidos. Es cierto que no hemos ganado con claridad ninguno excepto en la Copa ante el Leganés pero tuvimos muchas opciones de marcar más goles y cada partido que pasa nos generan menos ocasiones”.

Cuestionado por el entorno del equipo, y si esperaba que las cosas serían así con su llegada, afirmó que había venido “al mejor equipo del mundo o uno de los mejores, así que habladme de cosas constructivas, a mí esto no me aporta nada. Yo me centro en mis jugadores, en convencerlos, en que lo que hablamos se plasme en el campo. Lo demás me afecta poco y percibo que a los jugadores tampoco les afectan”.

Al preguntarle por si podría elegir entre Umtiti y Lenglet, recalcó la importancia que tienen ambos jugadores en el equipo, ya que no podría decantarse totalmente por uno de ellos: “A veces paso tiempo sin dormir porque son dos jugadores diferentes y que aportan muchas cosas y después pienso qué habría pasado si hubiera jugador el otro. Tengo que decidir antes y a veces no lo decido cinco minutos antes, pero casi”.

En cuanto a la reciente incorporación al equipo, muy criticada entre los fanáticos del Barcelona, se mostró positivo con el fichaje, confiando en que suponga el empujón necesario para los suyos: “Tenemos mucha fe en Braithwaite porque lo seguimos hace tiempo y sabemos lo que puede aportar. No solo por su calidad sino porque también le funciona muy bien la cabeza. Es posible que Braithwaite juegue mañana. Es un futbolista que se puede adaptar a jugar de punta y también en un lado. Lo iremos viendo, pero en cualquiera de esas dos posiciones podría ayudarnos”.

Haciendo alusión al juego del Barcelona, “sabemos que esta situación -de presión alta- nos la intentarán hacer todos, no solo el Getafe; también nos la hizo el Athletic, y estamos trabajando en estas cosas para mejorarlo. Hay otras semanas que hablas de otros aspectos: asociarte bien, cuando debes finalizar por dentro, cuando han de subir los laterales… hay detalles que dependen de la decisión en el momento del futbolista. Hay muchas cosas, detalles que estamos inculcando en los registros de los jugadores“.

Si bien este fin de semana tiene lugar el enfrentamiento de la vigésimoquinta jornada de la Liga, la semana que viene el equipo vuelve a la Champions: “es cierto que tengo en cuenta el partido del Nápoles, pero primero queremos ganar este partido. Es posible que afecte a dos o tres jugadores, pero haremos un equipo para ganar mañana”.

Cuestionado por Riqui Puig, quien no está teniendo oportunidades con el nuevo técnico, quiso echar balones fuera ante tal situación: “no me gusta referirme a un jugador en concreto porque hay muchos chicos que están compitiendo para estar con nosotros. No es fácil porque se miden a jugadores de mucho nivel. Riqui lo está haciendo muy bien y poniendo muchas ganas como el resto. Son futbolistas con un gran potencial y que en un momento dado puedan estar. Otra cosa es sacar a un profesional, que está jugando muy bien para que jueguen ellos. Si alguno de los de la primera plantilla se me relaja, seguramente jueguen los chavales. Y en casos de extrema necesidad, como el de Akieme, con más motivo”.

Finalmente, manifestó su ilusión por debutar en la máxima competición: “por supuesto que tengo mucha ilusión con el debut en la Champions, pero soy una persona tranquila y primero tenemos este partido y el Eibar y Mendilibar hacen las cosas muy bien desde hace muchos años”.