Hay personas que desde que llegan al mundo tienen un talento innato, y me atrevo a decir –sin conocerle, aunque tampoco hay que ser muy lista- que Vicky Losada es de esas que nació sabiendo jugar a fútbol, como quien dice. Los primeros pasos como jugadora del FC Barcelona los dio en la temporada 2006/07, siendo apenas una niña. ¿Entraría en sus planes convertirse en una de las jugadoras más importantes de la historia del club?

286 partidos en Liga, 32 en Champions League, 25 en la Copa de la Reina, 2 en la Supercopa de España, 17 en la Copa Cataluña y todavía nos sigue sorprendiendo con algo nuevo cada vez que sale al terreno de juego.

Vicky Losada, capitana del FC Barcelona. Fuente: Getty Images
Vicky Losada, capitana del FC Barcelona. Fuente: Getty Images

Llegar a consolidarse en el Barça no fue tarea fácil. Probó suerte fuera de Barcelona, pero ella siempre tuvo claro que sería un “hasta pronto” y no un “adiós” definitivo. Una temporada después de su llegada se unió a las filas del Espanyol, un club que, por aquel entonces, vivía su época dorada.

En 2014 se convirtió en la cuarta jugadora española en competir en la liga estadounidense cuando aterrizó en New York para formar parte del Western New York Flash, equipo por el que también pasaron las exazulgranas Adriana Martín y Sonia Bermúdez. Tras volver a la ciudad condal, en 2015 puso rumbo a Inglaterra para seguir formándose en el Arsenal Ladies donde pudo sumar a su palmarés un título de liga (FAWSL) y una FA Cup. Pero en esta vida, si hay dos caminos que están destinados a unirse, tarde o temprano terminan siendo uno. Y menos mal, porque el Barça de ahora no se entendería sin Vicky Losada.

Vicky Losada contra el Betis. Fuente: Getty Images
Vicky Losada contra el Betis. Fuente: Getty Images

Siempre se ha dicho que no existe mejor viaje que el de regreso a casa. Fue en 2016 cuando Vicky, definitivamente, se incorporó a la plantilla azulgrana para seguir escribiendo su historia con el club, y de qué manera. Después de 362 partidos jugados –lo que le ha llevado a convertirse en la segunda jugadora con más encuentros disputados en el Barça, superada solo por Melanie Serrano- hay algo que nos ha quedado claro a todos los aficionados que hemos seguido sus pasos: cuida y mima el balón como nadie más lo hace. Ama el fútbol y el fútbol le ama a ella.

Poner la etiqueta de leyenda a alguien es adelantar su fecha de retiro, y yo, personalmente, quiero seguir disfrutando de ella en el Barça. Pero eso no quita que sea una leyenda viva del club. Es especial, su fútbol es especial. Ahora que es una de las jugadoras más importantes de la historia del FC Barcelona, es ella la que inspira a jugadoras que vienen por detrás. Ahora son las niñas quienes sueñan con ser como Vicky Losada.