FBrelZeWYAkPJuS

Victoria agridulce en Copenaghe

El Barça volvía otra semana más a jugar en la máxima competición europea. Esta vez tocaba jugar el primer partido fuera de casa, contra el HB Koge, en la ciudad de Copenhague. Para este partido, Jonathan Giráldez presentaba un 11 innovador y diferente al que estamos acostumbrados. Las blaugranas salían con 5 delanteras, con Martens, Rolfo y Hansen arriba, y Jenni y Bruna como interiores. Tras un partido rocoso, las azulgranas se llevaban los tres puntos tras ganar a las locales por dos goles a cero. 

Las azulgranas sacaban de campo, pero un error defensivo hacía que Paños tuviera que intervenir en la primera ocasión peligrosa del Koge sin haber llegado siquiera al minuto de partido. El Barça empezaba el partido bastante incómodo, si encontrarse en el campo, fruto de todos los cambios en la plantilla.

Las danesas aprovechaban cualquier ocasión para mandarle el balón a Carusa, referencia en punta, e intentar chutar a portería. Debido a esto, Paños ha tenido que salir a por la pelota en varias ocasiones. Aun así, si hay alguna cosa buena entre el desajuste defensivo que tenía el Barça, es que el Koge no ha conseguido marcar a balón parado, debilidad del Barça, y eso que ha tenido varios córneres.

Aunque el Barça seguía sin estar al 100%, poco a poco conseguía encontrarse mínimamente en el terreno de juego. Las azulgranas mantenían la posesión, pero no conseguían convertir en gol los acercamientos a portería. De mientras el Koge aprovechaba cualquier error en las entregas de los pases para arrebatar el balón y enseguida subir a la portería de Paños. Una de las claras ocasiones de las danesas venía tras una parada de Paños, en la que el balón quedaba suelto, y después de un chute del Koge, Pereira se tiraba para salvar los muebles.

En general la primera parte destacaba una fragilidad defensiva del Barcelona, debido a la gran variedad de cambios por parte de Jonathan Giráldez. El centro del campo tampoco estaba claro tácticamente y en la delantera también se podían apreciar carencias. De esta manera, el partido se iba a la media parte con empate a 0 en el marcador, un resultado, cuanto menos, sorprendente para los culés.

Graham Hansen durante el partido | Fuente: @FCBfemeni

Como era de esperar, la segunda parte comenzaba con cambios por parte del Barça. En las líneas azulgranas entraban Mapi León, Aitana Bonmatí y Patri Guijarro. Gracias a estos cambios, el Barça conseguía estar más metido en el partido. Las azulgranas tenían completamente la posesión de la pelota, y estaban presionando en el área rival.

Durante esta segunda parte, las culés intentaban colgar balones, tanto por banda izquierda con Lieke Martens como por banda derecha con Graham Hansen. Tanto era este juego ofensivo que, finalmente, Fridolina Rolfo abría la lata en el minuto 62. Aitana pasaba la pelota a Martens, y la neerlandesa centraba hacia el punto de penalti para que la sueca la empujara hacia el fondo de la red.

Jonathan volvía a hacer cambios y entraban Leila Ouahabi y Asisat Oshoala. El Barça seguía intentando poner más distancia en el marcador, pero la pelota no entraba. Llegaban dos ocasiones clarísimas: una por parte de Aitana y otra por parte de Jenni. Sin embargo, en las dos el chute que efectuaban las culés salía por el lateral de la portería rozando el palo. El Barça estaba metido en el área rival en todo momento, pero al estar también el Koge, lo único que había era un lío de pies y jugadoras, que hacían que las azulgranas no encontrasen gol.

Jugadoras celebrando un gol | Fuente @FCBfemeni

En el tramo final del partido, ya en los minutos de añadido, el Koge provocaba un penalti a Jenni Hermoso. La propia delantera chutaba el balón desde los 11 metros, y con un chute bien ajustado al palo, la madrileña conseguía su primer gol en Champions esta temporada. 

Sin duda este ha sido un partido rocoso y complicado, ya que nadie esperaba este resultado contra un equipo como el HB Koge. Sin embargo, y sin ser excusa, hay que hacer incapié en los diversos factores que influían: plantilla diferente, lesiones, frío, campo de césped artificial… Aun así, lo importante es que el Barça consigue llevarse otros tres puntos y continuar en la competición europea como líderes de su grupo.